La boda de María y Mariano en el Balneario de Manzanera

By Como La Boda Misma - 21:40

María y Mariano se conocieron en la universidad. Fueron y son mejores amigos, inseparables desde entonces. Tras más de diez años de relación se casaron el pasado 10 de junio en un lugar idílico, el Balneario el Paraíso de Manzanera (Teruel). 

Así me cuenta María como fue el proceso: 

"Aunque los dos somos de Valencia a mí personalmente me une un vínculo muy especial con ese lugar desde antes de nacer. Mis padres se conocieron allí de niños y desde entonces vamos cada año unos días en agosto. Nos reunimos siempre con la misma gente y las nuevas generaciones que van llegando, todo muy familiar. A Mariano y a mí nos encanta la montaña y el aire libre así que desde que le llevé al Balneario, desde el inicio de nuestra relación, no tenía dudas de que le iba a gustar tanto como a mi.
Desde que nos comprometimos supimos que organizar la boda en el Balneario sería un reto por no ser un lugar especialmente dedicado a bodas. Pero teníamos claro que nuestra prioridad no era una boda perfecta, pero si que fuera muy personal, emotiva y todo lo divertida que pudiéramos hacerla. Saliera bien o mal a mi personalmente me apetecía involucrarme al 100%. "

El diseño de la boda giró entorno a una acuarela que pintó la madre de María de uno de los rincones del balneario. La utilizaron para las invitaciones, para las minutas y también para unas postales de agradecimiento personalizadas que dejaron en las habitaciones de los invitados. El diseño de la papelería fue obra de Alex Dg

La boda duró todo el fin de semana, empezó con una verbena-barbacoa argentina (en honor a Mariano que nació en Buenos Aires) el viernes por la tarde-noche con música, banderines y guirnaldas de luz al aire libre para dar la bienvenida a los invitados y siguió el sábado con la boda de mañana.

María eligió un diseño de Jesus Peiró junto con un tocado de Tousette. De la peluquería se encargó Julia V Román y del maquillaje Amanda de Asensi. 

Mariano llevó traje de Kanck Men con corbata  y gemelos de Soloio. 

La ceremonia religiosa fue en el porche de la misma hermita del Balneario al aire libre.  Había un pequeño rincón a la entrada de la ermita con accesorios campestres como parasoles de papel para las mujeres, sombreros panameños para los hombres y protectores de tacón por el césped.

Después el aperitivo fue en una de los jardines del balneario, con un dueto en directo,  y un rincón con fotos familiares antiguas y actuales colgadas en los árboles, para compartir con el resto de invitados los momentos que la familia había pasado allí. 

La comida fue en el restaurante del balneario. Cambiaron totalmente la decoración del salón: mesas redondas, manteles, vasos, sillas, flores... De la decoración floral se encargó El Taller de Clo. Buscaban algo muy silvestre y colorido y el resultado fue el esperado. Alquilaron sillas y mantelería a través de La Guinda de tu Fiesta

Los novios entraron al salón al ritmo de Satisfacción de los Rolling Stones. La boda terminó con una divertida fiesta con candy bar y photocall inspirado en el mundo del rock.  Tanto la ambientación musical como la iluminación estuvieron en manos de Audioprobe

Los encargados de inmortalizar su gran boda fueron Por Parte de la Novia y de que manera!! Menudos fotones les hicieron! Del video se encargaron Lluch Soler. 




















































B. 

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios