La boda de Marta y Tomás en Aranjuez

By Como La Boda Misma - 19:40

Hoy me siento realmente afortunada por poder enseñaros esta boda. Una boda preparada en tiempo record desde el más absoluto amor. Sin duda historias como esta son las que hacen que el blog tenga sentido. En esta ocasión el mail me llegaba de parte de Teresa, la hermana de la novia, quien con gran cariño me contaba la boda de Marta y Tomás transmitiéndome todas las emociones que vivieron ese día.  No encuentro mejor manera de narraros esta boda que transcribiendo tal cual sus palabras, espero que disfrutéis y os emocionéis con esta boda tanto como yo. Simplemente gracias por historias y bodas así de preciosas.  

"La boda de mi hermana no fue una boda al uso. En un mes no dio tiempo a que fuera una de tantas. Por eso, fue especial. 

Tomi, mi cuñado y uno de mis mejores amigos, le pidió matrimonio a Marta en su lugar secreto de Aranjuez, con fuegos artificiales de fondo, el 5 de septiembre. En el coche. De improvisto. Ella dijo sí entre la risa y el llanto. 

Una semana después estábamos en Navascués. Con Emilio. Que hombre más maravilloso. Un lugar muy especial donde nos hicieron sentir como en casa.

Mi madre no pudo venir a todas las pruebas, una cada semana, porque está luchando contra el cáncer. Uno de los motivos por los que esta boda ha sido tan especial, tan sentida, emotiva, cercana, dura y bonita. Así que, los días que vino fueron muy especiales. Además, también nos acompañó algún día la madre de Tomás, que es como una especie de madre de Marta.

Mi hermana tenía claro desde el principio como quería su vestido. Sencillo como ella. Pero, a la vez, muy romántico y elegante. Así, se decantó por un vestido de crepe de seda natural, manga larga abullonada. Un precioso encaje rodeaba la cintura y los puños.  Dijo no al velo y sí a un chaleco que hizo las veces de cola. Además llevo una corono ideal hecha a medida de Puntulina. Una chica encantadora que supo lo que quería Marta desde el minuto cero. Los zapatos eran de Úrsula Mascaró, de ante, tacón cuadrado y color berenjena. Pero pronto los cambio por unas cuñas de Castañer.

Tomi llevaba un chaqúe de Trajes Guzmán y la corbata era de Best.

Una boda se puede organizar en un mes y te aseguro que sale bien. La boda de mi hermana y Tomás fue preciosa. Fue un brindis al amor. La fiesta más divertida en la que jamás he estado.

La misa fue en una pequeña capilla donde hemos sido bautizadas las tres hermanas, Marta, Teresa y Victoria, la Real Capilla del Real Cortijo de San Isidro, muy cerca de Aranjuez.

Se celebró en la finca de una de las mejores amigas de mi madre, Carmen. Lo decoró ella y el encanto del campo de Aranjuez hizo el resto. Después de la comida y durante toda la tarde estuvo la banda de Jorge Velo haciendo que nadie parase de cantar y bailar. Estuvimos en un concierto en directo pero en petit comité.

El ramo fue para mí. Estábamos con los postres, Marta me miró, se levantó y no pudimos parar de abrazarnos. 

Desde las ocho de la mañana que me despertó nerviosita para ducharnos, ir a la pelu, desayunar… Hasta las cuatro o las cinco de la mañana. Fue un día muy intenso, lleno de alegrías. Hubo muchos momentos especiales, mi madre bailando con nosotras, Marta con un puro en la mano bailando con su ya marido (se había hartado a decir que ella no bailaba y no paró).

Yo les preparé unos fuegos artificiales, para que recordasen dónde empezó todo (las fallas de 2011).

Todas las fotos son obra de Zimaphoto, amigos de la familia.

Yo hice las veces de wedding planner. Una hermana no se casa todos los días. Y ella es mi hermana, mi mejor amiga, un trocito de mí."























B. 

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios