Nuestra fecha

By Como La Boda Misma - 21:00

Siempre me han gustado las bodas de verano: me encantan los días largos, el colorido de los vestidos de las invitadas y las fiestas al aire libre con luces, flores y velas. Por todo esto teníamos bastante claro que nuestra boda sería en temporada estival. En un principio nos decantamos por el mes de junio pero cuando estuvimos preguntando en diferentes masías la mayoría de sábados de ese mes estaban ocupados en la que más nos gustaban (sí, yo también me quedé alucinada porque aún queda prácticamente un año y medio!). Así que, teniendo que mirar otros meses dimos con la fecha ideal para nosotros.

Como ya os conté en el post de la pedida, empezamos a salir un 18 de marzo y es por eso que el número 18 siempre ha sido muy especial para nosotros. Valorando todos los sábados del verano del 2018 nos quedamos enamorados de una fecha: 18 DE AGOSTO DE 2018, una fecha llena de dieciochos! Estaba hecha para nosotros, así que no dudamos en escoger ese día.

Obviamente es una fecha con algunos contras:

- Hace calor (y más aquí en Valencia)

- Es un mes en el que mucha gente aprovecha para viajar


Pero para nosotros, además del significados emocional, es una fecha con muchos pros:

- El mes de agosto se considera temporada media nupcial, por lo que se consiguen mejores precios para el banquete.

- Por temas de trabajo es el mes ideal para mi novio para después poder enlazar con la luna de miel sin problemas.

- Al ser un mes caluroso la boda será de noche. Es el mes por excelencia de verano, por lo que mi idea de poder hacer una fiesta en una noche de verano se puede cumplir.

- Hemos anunciado la boda con más de un año y medio de antelación, por lo que los invitados pueden planificarse sus viajes estivales con tiempo para que no coincidan con nuestra boda.



Con este post doy comienzo a la crónica de nuestra boda, que continuará en las próximas semanas con posts sobre la iglesia y la masía que hemos elegido.

Blanca

  • Share:

You Might Also Like

0 comentarios